Tratamiento Rehabilitador Post-implante de SVF

  • utilizamos la diatermia profunda (Indiba / Winback) para preparar el nido donde se infiltrarà el implante de SVF rico en células madre mesenquimales adultas, y si es posible hacemos lo mismo con ondas de choque suaves indoloras con la misma finalidad
  • la rehabilitación:

RECOMENDACIONES DE EJERCICIOS DE REHABILITACIÓN POSTERIORES AL IMPLANTE DE LA SVF

Para empezar, debemos recordar que los implantes de SVF no modifican los protocolos específicos de rehabilitación de cada patología.

El resultado de la realización de ejercicios adecuados será el acortamiento de los plazos de recuperación. Con estos ejercicios, mejoramos la calidad de la regeneración de los tejidos, evitando la formación de tejido cicatricial y sustituyendo éste por el tejido original.

  • Inicialmente,  se  podría  comenzar  con  movimientos  suaves,  con  ejercicios isométricos y una movilización precoz, con ejercicios pasivos y luego activos, lo más pronto que la lesión permita.
  • Posteriormente,  debería  haber  una  fase  de  ejercicios  propioceptivos,  con ejercicios de cadena cinética cerrada, continuando con cadena cerrada inestable.
  • Más adelante ya se puede realizar trabajo excéntrico.

 

El retorno a la competición nos lo marcará la situación del propio paciente, que indudablemente será antes de lo que marcan los protocolos de los tratamientos convencionales.

Una terapia eficaz tanto para preparar como para potenciar posteriormente el implante de SVF es el tratamiento  con cámara hiperbárica de media presión (a partir de 1’4 ATM)

Nos podemos ayudar, según la fase de recuperación en la que nos encontremos, con corrientes  de  baja  frecuencia  para  analgesia  y  electroestimulación.  Esta  última,  la aplicaremos una vez constatada la regeneración tisular, cuando se trate de tratamiento en músculos y tendones, y con el fin de conseguir reeducación muscular, profilaxis o tratamiento de la atrofia muscular y mejora de la capacidad de los músculos afectados..

Para el tratamiento rehabilitador de la osteoartritis, un estudio publicado por South Sydney Sports Medicinei, establece un protocolo después del tratamiento con SVF que comprende un programa de entrenamiento de resistencia progresivo que incorpora ejercicios específicos en el agua y en tierra diseñados para mejorar la función física, la fuerza, la calidad de vida y para reducir los niveles de dolor.

En este programa, el número de sesiones por semana va aumentando según pasa el tiempo, los primeros ejercicios son en el agua (dos sesiones por semana)  en los que utilizan solamente el peso corporal en cada sesión, posteriormente se introducen los ejercicios de resistencia en tierra manteniendo las sesiones de ejercicios en agua, posteriormente se incrementa la frecuencia de los ejercicios tanto en tierra como en agua.

Estos ejercicios controlados llevan a mejoras adicionales en el dolor y los niveles de actividad a través del reajuste y fortalecimiento musculoesquelético.

Las guías elaboradas por la Universidad de Wisconsin Sports Medicine que definen los programas de rehabilitación tras el uso de uno de los tratamientos de la medicina regenerativa recomiendan que la rehabilitación inicial se centre en rangos de movimientos suaves.

Después de las fases iniciales, recomiendan ejercicios de fortalecimiento y de control neuromuscular en toda la extremidad afectada. En las etapas finales de la rehabilitación, indican que se puede llevar un control dinámico progresivo de las extremidades y la estabilidad durante los movimientos específicos del deporte, como el cambio de dirección y los movimientos de rotación.

Algo importante para tener en cuenta en el periodo de tiempo post implante de SVF es la carga de peso. Conviene que los primeros días no haya carga de peso, y que posteriormente haya un periodo de tiempo a determinar por el médico deportivo o traumatólogo en el que se lleven a cabo cargas parciales. Conviene tener en cuenta esto a la hora de la recuperación después del tratamiento, porque un estrés en el tejido producido por una sobrecarga o un impacto podría dificultar la acción regeneradora y trófica de las células implantadas.ii

Como ya hemos indicado en este informe, los tiempos generales de estas guías, se refieren a un promedio, los pacientes individuales progresarán a diferentes ritmos según su edad, las lesiones asociadas, el estado de salud previo a la lesión, el cumplimiento de la rehabilitación y la gravedad de la lesión. Las pautas generales que referencian estas guías se aplican al tratamiento de patologías de los tendones, ligamentos, las articulaciones y los músculos.

Acerca de la relación entre el mecanismo de acción de las células madre mesenquimales, se ha llevado a cabo algún estudio en el campo de la investigación básica.

La carrera en cinta ha demostrado tener un efecto sinérgico en la curación de los músculos esqueléticos lesionados después del implante de células madreiii.

Yamaguchi et al. informaron que correr en cinta rodante después del trasplante de MSC derivadas de la médula ósea puede promover la regeneración del cartílago.iv  Algunos estímulos mecánicos, como el ultrasonido y la fuerza de gravedad, también promueven la diferenciación y proliferación celular v, vi.

Se resumen las pautas generales en la siguiente tabla:

 

Inmediatamente después de la intervenciónConviene realizar únicamente ejercicios suaves de rango de movimiento activo. En algunos casos, soporte parcial con muletas. Evitar cargas de peso y sobrecarga del tejido lesionado. Tras tratar una parte del sistema musculoesquelético mediante las terapias de medicina regenerativa no deberíamos someterla a trabajo intenso en las siguientes 48-72 horas.
A partir del tercer díaAumento de tolerancia a actividades diarias. Evitar cargas de peso y sobrecarga del tejido lesionado.
A partir de los 10-14 díasLos objetivos en dicha fase son alcanzar rango de movimiento completo, mejorar fuerza y resistencia, y mejorar equilibrio y propiocepción.

Se evitarán ejercicios de alta velocidad, de impacto o cargar excesivo peso. Se permiten cargas de peso parciales.

Se pueden hacer ejercicios de estiramiento, movilización para reestablecer la mecánica normal, y fortalecimiento con énfasis en actividades isométricas y concéntricas inicialmente y con una progresión excéntrica según lo permitan los síntomas.

A partir de las 4 semanasSe busca lograr fuerza excéntrica y concéntrica multiplano y control neuromuscular  dinámico  para  permitir  el  regreso  al  deporte.  Se sugieren ejercicios de fortalecimiento del área afectada con aumentos en la resistencia, repetición y / o frecuencia. También trabajar el equilibrio específico del deporte y ejercicios propioceptivos, fortalecimiento continuo del núcleo, regreso a la práctica deportiva con progresiones basadas en síntomas / criterios.

Se permiten cargas de peso totales.

 

Podemos concluir entonces que, dado que el traumatólogo y el médico deportivo tiene conocimiento en las técnicas rehabilitadoras y los protocolos de éstas no varían enormemente en el caso de la implantación de la SVF, está capacitado para prescribir un tratamiento rehabilitador completo que pueda garantizar un correcto seguimiento post-implante y la acción regeneradora de éste.

i. Nathan Gibbs et al. Management of knee osteoarthritis by combined stromal vascular fraction cell therapy, platelet-rich plasma, and musculoskeletal exercises: a case series Journal of Pain Research – 2015:8 799-806

ii. Tomoky Aoyama Rehabilitation Program after Cell Therapy for Treatment of Femoral Head Osteonecrosis: A Narrative Review of Literature. Int J Phys Med Rehabil 2016 4:4

iii. Ambrosio F et al. The synergistic effect of treadmill running on stem-cell transplantation to heal injured skeletal muscle. 2010 Tissue Eng Part A – 16:839-849

iv. Yamaguchi S, Aoyama T, Ito A, Nagai M, Iijima H, et al. The effect of exercise on the early stages of mesenchymal stromal cell-induced cartilage repair in a rat osteochondral defect model. 2016 PLoS One – 11: e0151580

v.  Tajino J, Ito A, Nagai M, Zhang X, Yamaguchi S, et al. Intermittent application of hypergravity by centrifugation attenuates disruption of rat gait induced by 2 weeks of simulated microgravity 2015. Behav Brain Res 287: 276-284.

vi. Neumayr LD, Aguilar C, Earles AN, Jergesen HE, Haberkern CM, et al. Physical therapy alone compared with core decompression and physical therapy for femoral head osteonecrosis in sickle cell disease. Results of a multicenter study at a mean of three years after treatment. 2006. J Bone Joint Surg Am 88:2573-2582.

Search